Posteado en / por Contenido INVETSA / en Noticias, Procesos

Bienestar animal y sistemas de producción de cerdos

Bienestar animal y sistemas de producción de cerdos

En la actualidad, la crianza de cerdos o Porcicultura, es una actividad de suma importancia para el sector Pecuario. La demanda de carne porcina se ha incrementado en los últimos años y su producción trajo consigo una gran exigencia en el proceso de desarrollo de cerdos sanos.

Actualmente los cerdos pueden ser criados de ya sea de manera extensiva o de forma intensiva. En la forma extensiva, la crianza está asociada a la crianza de consumo familiar, y en su mayoría es una crianza al pastoreo, existen también crianzas mixtas que combinan el pastoreo con la crianza traspatio.

La forma Intensiva es la opción para la comercialización y producción de carne de cerdo a gran escala, aquí se maximiza el área por cerdo, los cuales son criados en ambientes cerrados y acondicionados para lograr óptimos resultados de producción.  En este sistema hay dos tipos forma de producción para la crianza de cerdos, los cuales son:

1)    Sistema producción en un solo sitio: Este fue el sistema con el que se inició la porcicultura en el país. Aquí todas las etapas de producción se encuentran dentro de una misma granja. La ventaja de este sistema es la menor demanda de personal y logística.

2)    Sistema de producción Multisitios: Este sistema es en el que se basan los nuevos proyectos y que utilizan las explotaciones más grandes. Aquí cada etapa de la producción se lleva a cabo en granjas diferentes, a varios kilómetros de distancia entre una y otra. La ventaja del sistema, está principalmente en la salud y por consecuencia la mejor productividad de los animales.

 

¿Cómo medimos el éxito de nuestro sistema de producción? Los siguientes aspectos son claros indicadores del bienestar de nuestros animales:

 

1) Comportamiento: Suelen ser un claro reflejo de la salud del cerdo. Algunos como la inmovilidad, depresión y reducción en el consumo de alimentos. Son señales de un bajo bienestar y enfermedad.

2) Aumento de mortalidad: En sistemas de producción intensivo existen valores relativamente normales de mortalidad, sin embargo, un aumento por encima de los valores normales nos da una señal de un problema sanitario.

3) Eficiencia reproductiva: Una baja tasa de reproducción en comparación a lo esperado, traerá como consecuencia una menor producción de animales para comercializar.

4) Eficiencia Productiva: Para lograr esto intervienen varios factores, genética, nutrición, salud y manejo adecuado de los cerdos. Si alguno de estos falla, se pueden ver afectados los resultados productivos en general.

En Invetsa impulsamos diversos programas para el adecuado cuidado de cerdos. Pincer es un programa de control de enfermedades respiratorias, que brinda un constante monitoreo y alternativas de solución para estas patologías. De la misma manera, nuestro equipo profesional está en constante capacitación para la satisfacción de nuestros clientes y el bienestar de su ganado. Infórmate más sobre la porcicultura en Invetsa aquí.

Tags:
Conversa con nosotros